¿Cómo es la relación y como ve el gato a sus dueños?


De todos es conocido que la relación que puede llegar a entablar una mascota con su dueño es realmente especial, ya sea está un perro o un gato. Pero también es verdad que es muy diversa la manera en que las mascotas llegan a ver a sus dueños, ya que dependiendo del tipo de animal que sea pueden llegar a tratar una relación de igualdad o de sumisión, donde la jerarquía llega a ser un aspecto realmente importante.

Para ver la manera en que los gatos llegan a ver a sus dueños y la relación que estos entablan hacia ellos, es suficiente con fijarse en pequeños aspectos y detalles cuando estos conviven. Por ejemplo, una de las diferencias que podemos notar es a la hora de comparar a los perros y los gatos. Es en la relación de los perros con sus dueños, cuando notamos que los primeros atienden prácticamente todas las órdenes y requerimientos de sus dueños. Estos ven a sus dueños, como los líderes de la manada y los responsables de suministrar la comida y los cuidados necesarios.

Sin embargo , la relación de los gatos con sus dueños es totalmente diferente. Podemos llegar a decir que los gatos ven a las personas y especialmente a sus dueños como una especie de compañeros de vida. Se trata de una relación de tu a tu, donde entienden que no deben nada y que no tienen ninguna tipo de obligación o contraprestación hacia las personas. Al considerarse o verse como iguales, no atienden a las llamadas de sus dueños, aunque estos le aporten la comida diaria o los aseos necesarios para su cuidado.

Igualmente podemos percibir detalles en su comportamiento que pueden llegar a confundir esta interpretación. Es en situaciones como cuando un gato caza un pequeño animal como un ratón y lo lleva a continuación ante la presencia de su dueño, cuando podemos llegar a interpretar que es una relación de sumisión, pero es al contrario. Ya que es un comportamiento de compañerismo, donde el gato entiende que trae comida a su compañero de vida que por algún motivo debe alimentar.

¿Por qué los gatos algunas veces no obedecen a sus dueños?


De todas las mascotas que podamos llegar a tener en nuestra casa, pocas habrá que despierten tanta curiosidad e inquietud como la de los gatos. Nuestros felinos preferidos en algunas ocasiones pueden llegar a ser poco previsibles, llegando incluso a adoptar una forma de ser que esta entré el pasotismo y el egoísmo. Nos preguntamos en algún momento por que nuestro gato no nos obedece cuando le llamamos o cuando pretendemos que siga unas pautas.

Ocasionalmente muchos gatos no suelen hacer caso a sus dueños, al menos, la mayoría de las veces. El motivo por el que los gatos en ocasiones no obedecen a sus dueños, es por que estos no entienden esta relación como tal. Con esto nos referimos a que los gatos consideran a sus dueños, no como el escalón siguiente en la jerarquía, si no como un igual. El nos considera como si fuéramos en cierto modo compañeros de vida o de apartamento, pero nunca llegara a mostrar la sumisión que por ejemplo podría llegar a tener un perro.

Los gatos por su inteligencia, son capaces de llegar a distinguir perfectamente su nombre si los llamamos, distinguiendo la voz de sus dueños dentro de otras y logrando diferenciar su nombre dentro de una conversación entre humanos. Sin embargo a pesar de todo esto, por sus forma de ser y de entender la relación de igualadas para con su dueño, marcarán las líneas y fronteras correspondientes para este tipo de relaciones, donde cada parte tendrá sus normas, llegando a respetar las de sus dueño, a cambio de que se respete igualmente su espacio.

En definitva, estos animales tan fascinantes pueden llegar a ser un cúmulo de sorpresas diario, donde un día lo podremos ver frente a nuestra cama de lo más cariñoso, reclamando nuestra atención, a pasar otro día donde nos ignorara por completo y donde sólo vendrá a nuestro lado para la correspondiente y diaria ración de comida. Es al final, una de las razones por las que muchas personas apasionadas de los gatos, más preguntas se hacen sobre el carácter de estos, no siendo más que algo que ha aprendido con la evolución de los años.

La mejor alimentación para el cuidado de nuestro gato


 Una de las principales preocupaciones que tenemos los dueños de mascotas, es la de aportar a nuestro animal la alimentación más óptima y apropiada en cada momento. Somos conscientes de que es un aspecto muy importante en la salud de nuestro gato, ya que aporta no sólo una alimentación adecuada en ese momento,sino que garantiza en muchas ocasiones que en el futuro goce de una salud y vitalidad envidiable.

Desde siempre la comida para gatos ha sido una de las más estudiadas y analizadas, ya que por la delicadeza del sistema digestivo de estos felinos, así como por la tendencia a cambiar de éste ante circunstancias tales como operaciones, cambios en su entorno o el paso de los años, motiva que se tenga especial cuidado a la hora de elegir qué alimentos y complementos alimenticios, son los más adecuados en cada momento.

 Es por ello que el controlar en cada momento qué alimento le estamos dando a nuestro pequeño amigo, es una acción de lo más recomendable ya que nos evitará tener futuros problemas, en especial cuando después de una determinada intervención quirúrgica, el organismo de nuestro gato se comporta de una manera distinta, así como su metabolismo, siendo preciso tutelar de manera más adecuada el tipo de alimentos que le damos. Un ejemplo de ello lo podemos ver en la comida para gatos esterilizados, la cual se da a aquellos gatos que tras sufrir esta operación, ha desarrollado cambios en su salud y un ligero aumento de peso, nada recomendable.

Un correcto diagnóstico de nuestro veterinario en estas circunstancias, con las pautas a seguir a la hora de dar de comer a nuestra mascota, garantizará seguramente que podamos darle unas condiciones de vida muy sobresalientes, motivando que nuestro pequeño amigo no note mucho en cambio tras este tipo de circunstancias. El controlar las horas en que le damos los alimentos así como el vigilar el comportamiento de nuestra mascota en las digestiones, es otro punto que debemos tener siempre en consideración, ya que en muchos casos, la acción preventiva es una de las mejores acciones que podemos adoptar.

Es en definitiva, el saber qué comida es las más apropiada para cada momento de la vida de nuestro gato, así como un control adecuado de la salud de este por parte de nuestro veterinario, lo mejor que podemos hacer para salvaguardar el bienestar de nuestro pequeño amigo, el cual depende de nosotros para en momento y en todas las etapas de su vida.