Cambio de la conducta del Gato de Angora después del verano



Por todos los propietarios de mascotas es muy bien conocido, que después de los cambios bruscos de temperaturas y especialmente en los cambios de estación, los animales sufren una alteración de sus conducta que muchas veces, dan lugar a diferentes cambios tanto externos como internos, siendo estos últimos a los que hay que prestar una mayor atención, ya que puede ser el origen de posibles futuros problemas que pueden padecer nuestras mascotas.

Dentro de nuestros pequeños amigos que conviven con nosotros , los gatos, por su condición de pasar más tiempo en el interior de nuestras casas, perciben especialmente los cambios estacionales, incluso sin apenas pisar la calle. Son más propensos a sufrir cambios en la conducta y en su estado de ánimo, ya que al necesitar una mayor temperatura que otros animales como los perros, al cambiar de los meses de verano a los de otoño, se puede observar como empiezan a aparecer los principales cambios.

Por ejemplo, una de las primeras cosas que podemos llegar a notar, es que el pelaje sedoso que ha tenido durante los meses de verano, empieza a mudar y a aclimatarse para el otoño, ya que percibe que va a necesitar adaptar su cuerpo a temperaturas más bajas y por lo tanto su pelo debe estar al cien por cien para garantizar que podrá conservar el calor adecuadamente durante los largos meses de otoño y de invierno en los que hay también menos luz por lo general.

Además de eses aspecto exterior, tenemos que tener en cuenta que durante estos meses, no solamente las personas padecen de bajadas de ánimo y ciertas leves depresiones. Lo gatos, especialmente aquellos que viven dentro de las casas, adaptan su ritmo diario para comenzar a reducir su actividad diaria. Si durante el verano, pudimos verlo jugar con nosotros y verlo más animado durante todo el día, es durante estos próximos meses, cuando reducirá notoriamente su actividad, pasando mayor tiempo durmiendo y ahorrando energía y por lo tanto calor.

No solamente debemos atender a estos cambios, si no también tenemos que adoptar una posición preventiva ante posibles estados que puedan acarrear más problemas. Estamos hablando de los estados de ánimo que pueden dar a lugar a que se inicie una leve depresión que pueda influir en la caía del pelo de nuestro gato o a una disminución en la ingesta de alimentos, siendo por lo tanto vital estar pendiente y al día de los posibles cambios, sabiendo como actuar y conociendo aspectos generales de nuestro gato que nos ayudará a conocer su carácter y su modo de vida habitual, tal como podemos observar en este sitio:

¿Sabes qué significa soñar con gatos?



Muchas son las ocasiones en las que las personas hacen referencia a la presencia de gatos en sus sueños. Estos pequeños pero astutos animales, llevan con nosotros varios cientos de años, estando ligados junto a los perros, como unas de las mascotas que acompañaron al hombre desde la primeras fases de la civilizaciones actuales que todos conocemos.

Ya desde el lejano Egipto, la presencia de los gatos era venerada por poseer un carácter divino, siendo su aparición en los sueños de los humanos, una señal divina que contaba con una gran carga mística a la que le daba una validez casi de dogma. Pero, sabes qué significa soñar con gatos y cómo ha llegado a nosotros estas creencias y significados.

Para entender un poco más el significado de tener sueños en los que hay presencia de gatos, debemos profundizar un poco más para entender su simbología, dependiendo en muchos casos del color de su pelaje e incluso en ocasiones del tipo de raza y tamaño. Trataremos de arrojar un poco de luz a cuando hay un sueño con gatos y por qué motivo esas creencias han calado tanto en el imaginario colectivo y en la cultura tanto oriental como occidental.

En general, el soñar con gatos suele ser positivo, una señal de que algo bueno nos va a suceder los próximos días. Sin embargo, normalmente los gatos negros ya sea en sueños o en la realidad, al cruzarnos con él, tiene un significado de mala suerte, aunque en algunos países se les considere como algo positivo, siendo los que son blancos, como los que realmente traen desgracias cercanas a nuestro entorno familiar o social.

Por ejemplo, el soñar con un gato de color blanco puede significar que alguien muy próximo a tu entorno trata de causarte algún tipo de daño. Esta idea viene de antiguo, donde los gatos eran considerados animales poco fiables por parte de mucha gente. Esta creencia fue evolucionando para adaptar la idea de que los gatos que tienen un color blanco como puede ser en este caso los gatos de Angora o Persa, son los más propensos a causar algún tipo de mal a las personas que les rodean. Algo que obviamente podemos asegurar los dueños de esteos gatos, que no es nada creíble esta idea en la realidad.

Por otro lado, ante la creencia que los gatos negros causan desgracias, no por ello significa que tienen que ser físicas, como muchos creen. El sueño con los gatos negros guardan en ocasiones mucha relación con desengaños en el amor que se fundamenten en traiciones o mentiras. Así que ya sabes, si sueñas con estos gatos, procura estar atento ante cualquier señal por pequeña que sea, de tu relación amoroso de pareja.

Se puede observar que muchos de los sueños con estos pequeños amigos felinos guardan relación directa con la confianza y el engaño. Es por ello que los sueños, al ser en muchos casos interpretaciones abstractas de hechos que hemos vivido, deben ser tenidos en cuenta como unos pequeños avisos a los que es aconsejable atender pero sin llegar a obsesionarse del todo.